viernes, 26 de junio de 2009

Impacto de las emociones en el Sistema Inmune, su papel clave en el funcionamiento armónico del ser humano.

Por Gabriela Siquich

Estamos hechos de los mismos cuatro elementos, de que está hecho nuestro Planeta: del Fuego que se manifiesta en nuestra Voluntad; del Aire que se manifiesta en nuestro Pensamiento; del Agua que se manifiesta en nuestra Emoción; y de la Tierra que se manifiesta en nuestro cuerpo y nuestras acciones.
Estos cuatro elementos son también cuatro formas de energía...
Cuando hablamos de energía, hablamos de poder. Tal vez reconociendo el poder que ejercen sobre nosotros y en el planeta las energías que se desatan en la atmósfera, podamos aceptar que igualmente poderosas son las energías de nuestros pensamientos y emociones. Tan es así que muchas expresiones que utilizamos colectivamente establecen esta asociación entre los estados anímicos y los eventos climáticos... frases muy comunes como ‘es un hombre de luz’ , ‘sos un sol’, andás en las nubes, ‘ando perdido como turco en la neblina’, ‘me derrito como la nieve de ternura’, ‘corazón de témpano’, ‘hervía de bronca’, ‘no te calentés’ ‘tiene un temperamento tormentoso’ ‘el viento furioso’, ‘la calma del lago’, ‘el sol sonriente’, ‘la triste llovizna’,Eetc. Ya estas frases son un buen punto a favor de Nuestra primera hipótesis, que dice que los estados de ánimo en el hombre son análogos a los estados del clima en nuestro Planeta. Los estados del tiempo pueden ser varios pero conocidos, incluso muchos de ellos pueden ser pronosticados con bastante acierto en la actualidad, gracias a los descubrimientos que los estudiosos del tema han hecho, buscando las causas de sus manifestaciones... Nosotros podríamos hacer lo mismo con nuestras emociones... Como vimos antes, cada emoción tiene un por qué y un para qué, pero al ser rechazada sin preguntarnos siquiera por qué nos causa tal rechazo, provocamos muchas veces innecesariamente, todo lo contrario a nuestra ilusoria búsqueda de siempre días soleados... La desatención de las manifestaciones emocionales hace que estas se prolonguen, se estanquen y degeneren en estados anímicos negativos, por ej.: sentir miedo es una energía que nos insta a proteger lo que valoramos, pero que de ser desatendido –negado, reprimido-, la energía se transforma en un estado anímico negativo como angustia, depresión, desesperanza... La manipulación de las emociones, es lo más común, como la negación, la represión o bien el ‘forzarlas’ a permanecer... por ejemplo si sentimos alegría -por algo-, nos sentimos tentados a hacer lo posible por permanecer en ese estado porque es una emoción que excita nuestros sentidos –sería por placer en este caso-. Y si nos enojamos -por algo-, probablemente la tentación sea reprimirlo o negarlo –por educación, o x ser una manifestación que no se ajusta a la imagen que queremos dar de nosotros mismos...
Así como los estados del tiempo son consecuencias de la interacción entre los cuatro elementos del planeta, así también en nosotros, los estados anímicos son consecuencias de la interacción entre las cuatro funciones de nuestro organismo, la voluntad, el pensamiento, la emoción y la acción...
Por eso, como vimos también antes..., la ayuda solo puede provenir del indagar en los pensamientos causantes de las emociones y atraerlos a los valores que nosotros queremos honrar con nuestras acciones.

Esto también ocurre en el clima:

Hasta donde sabemos, menos el Sol, la Tierra, el Agua y el Viento, ascienden por la acción del uno sobre el otro. todo comienza por culpa del Sol –el elemento Fuego- que obviamente desciende sobre el planeta, calienta el aire y éste al calentarse asciende antes de comenzar un movimiento de corrientes que recorrerán todo el planeta. El aire así es transformado en vientos por la acción del Fuego. Este aire caliente seca las superficies terrestres y marinas calentando el Agua que se transforma en vapor que asciende hasta condensarse en forma de nubes, que se forman porque al mismo tiempo, el Aire y el Agua juntos, elevan al elemento Tierra, dado que en la superficie de los mares se forman innumerables burbujas que al estallar, liberan en el aire partículas microscópicas de sal marina o polen, conocidas como ‘aerosoles’, las cuales se mezclan con el polvo arrastrado por los Vientos, y así ascienden junto con el Vapor de agua, que sube y se expande hacia arriba donde se enfría, y las moléculas de agua se concentran alrededor de dichas partículas formando las gotas de agua, que por acción de la gravedad se precipitan descendiendo así, el Agua y las partículas terrestres, con la Lluvia.
Cada elemento de abajo contiene al de arriba, y cada elemento de arriba protege a al de abajo (el aire protege al agua y a la tierra filtrando los rayos del sol). A la vez como vimos recién, cada elemento de arriba al descender incide en el elemento de abajo haciéndolo ascender. Cualquier ruptura en la contención entre ellos puede provocar una ‘catrástrofe’ –los humanos que somos parte del elemento Tierra, hemos provocado nada menos que el calentamiento global...-
Sin embargo muchos de estos fenómenos son recibidos por la parte mas corrupta del planeta (nosotros), de manera distorsionada debido a nuestra engreída ignorancia, como catástrofes.

¿Cuando pensaremos en el por qué y el para qué de los fenómenos?

Por suerte algunos estudiosos han llegado a descubrir estos ‘porqueses’ y ‘paraquéses’ en el clima, y ahora saben que todo en el clima procura mantener un equilibrio como lo hace nuestro mismo cuerpo, cuya temperatura debe mantenerse dentro de ciertos límites, lo mismo que las tensiones -físicas, nerviosas o emocionales-, como también la alcalinidad o acidez en los distintos fluidos del cuerpo, etc...
Y aquí podemos vislumbrar que estas catástrofes como nos lo parecen, son verdaderos custodios del organismo entero... ¡Ojalá los escucháramos para por lo menos no interferir y aún peor contrariarlos! Porque nuestra segunda hipótesis es que el sistema climático es análogo al Sistema Inmune en el hombre...
¿Qué sabemos sobre este Sistema?
-escribimos en la pizarra lo que contestan los participantes-
Sin embargo con una sola palabra podemos definir la función principal de este Sistema... ¡LIMPIEZA!

El trabajo esencial de este sistema es distinguir lo propio de lo ajeno o extraño, reconocer y actuar debidamente contra cualquier material que no deba estar en el cuerpo... ¡Como hacemos nosotros, para mantener nuestro hogar habitable! ¡Igual que hace el clima! O acaso ¿no sentimos el aire más puro después de una tormenta? –como dice la canción de Silvio Rodríguez, que habla de la tormenta huracanada que llaman ‘rabo de nube’:


Si me dijeran, ‘pide un deseo’,
preferiría un Rabo de Nube,
un torbellino en el suelo, y una gran ira que sube,
un barredor de tristezas, un aguacero en venganza,
que cuando escampe parezca nuestra esperanza...
Si me dijeran, ‘pide un deseo’,
preferiría un Rabo de Nube,
que se llevara lo feo y nos dejara el querube,
un barredor de tristezas, un aguacero en venganza,
que cuando escampe parezca nuestra esperanza...


Nuestro organismo cuenta con dos sistemas para protegerse y defenderse de los agentes que no le son propios, como así también del exceso de producción de las propias sustancias orgánicas.
La piel es la primera gran barrera que deberán superar los invasores... también las mucosas de los orificios, que segregan mucosidad con que es atrapado cualquier elemento extraño que intente ingresar.
Las partículas que logran entrar por el sistema digestivo y sobrevivir a sus fermentos, son absorbidas por el intestino y llevadas al hígado donde se encontrarán con las células de Kupffer que las destruirán.
Sin embargo, esta barrera no es suficiente para detener muchos virus y bacterias, que aprovechando ciertas circunstancias de debilidad del ser humano, consiguen penetrar en el organismo...
Para combatir estos intrusos se halla la segunda barrera, el SISTEMA INMUNOLÓGICO, que cuenta con un ejército de glóbulos blancos de diferentes clases, que se hallan permanentemente circulando en la sangre y en el sistema linfático, constituyendo lo que se conoce como el SISTEMA RETICULOENDTELIAL, en un vasto esquema de murallas y fortalezas estratégicamente ubicadas a modo de trampas sumamente difíciles de sobrepasar. Sus funciones se extienden en un rango sumamente amplio y abarca hasta el mundo sutil de la energía vital que por su sutileza escapa a la investigación científica (aunque hay algunos estudios recientes en esta dirección), y nos vemos obligados a movernos en el plano de las suposiciones aunque perfectamente corroboradas por los hechos.

El sistema inmune comprende las amígdalas, los adenoides, el timo, los ganglios linfáticos de todo el cuerpo, la médula ósea, los glóbulos blancos de la sangre, otras células que salen de los vasos sanguíneos y circulan por los tejidos, la circulación linfática, el bazo, el apéndice y los trozos de tejido linfoide del tracto intestinal.

¡Pensar que la medicina moderna consideraba “a-funcionales” muchos órganos del sistema inmunitario, lo que hacía que se extirparan sin ningún problema, como las amígdalas, adenoides, apéndice, timos, bazos, creyendo que estas estructuras eran inútiles y que ocupaban un lugar porqué sí!

Hablar de todo lo que implica el Sistema Inmunológico, nos llevaría un seminario entero... Por el momento consideraremos los aspectos que interesan para corroborar nuestras hipótesis.
Si el sistema inmunológico está alto la persona puede estar en contacto con alergenos y no ser alérgico, con gérmenes y no tener infecciones, con cancerígenos y no tener cáncer.
Es un sistema muy poderoso pero también es sensiblemente vulnerable y depende enteramente de lo que hagamos, para mejorar o empeorar su funcionamiento...

¿De que depende que esta barrera tan poderosa pierda su poder?

-Vamos a hacer un pequeño experimento: Recuerden una situación que los enfureciera... Ahora recuerden un momento de euforia, de entusiasmo... Y ahora recuerden un momento de contemplación, de tranquilidad, de amistad, de agradecimiento, de reflexión...
-intentamos una clasificación:

EMOCIÓN EMOCIÓN OPUESTA EMOCIÓN SIN OPUESTO


En el Sistema Climático, la ascensión de los vientos comienza en una franja del ecuador que comprende entre 5 y 10 grados, llamada ‘de las calmas ecuatoriales’, donde no hay vientos. En esta zona el Sol incide con mayor intensidad. El Aire al calentarse asciende en dos columnas a ambos lados de esta franja que en las alturas se dirigen cada una hacia los polos, formando los vientos del norte y del sur que como dijimos antes, van a dar comienzo a todas las demás manifestaciones climáticas para cumplir varias funciones, entre las cuales la regulación de las temperaturas...

La característica de esta área del planeta para recibir al elemento Fuego, es de CALMA, es decir de QUIETUD absoluta porque no hay Vientos. Un barco a velas no podría moverse de allí hasta que la situación cambie, y esto ocurre cuando cambia la estación y la zona ecuatorial se desplaza...

Como vimos con Verónica, lo que hacemos depende directamente de nuestro compromiso con los Valores que queremos honrar, es decir lo que hay en nuestra Voluntad.
Nuestro Sistema Inmune depende de que nuestras acciones concuerden con los valores que nos procuren Integridad como ser orgánico entero que somos...

Pues estos Valores que dan Valor al ser humano, se manifiestan en un estado anímico de QUIETUD...

Los Pensamientos y Emociones que no tienen esta propiedad, se distinguen por ocasionar un estado anímico de inquietud que nos atrapa en un circuito móvil de búsqueda de lo agradable, que está lejos de una verdadera felicidad...

Los factores que influyen sobre este sistema se podrían calificar de traición, porque se trata de acciones no responsables por parte del ser humano hacia si mismo y sus semejantes. Desde los hábitos alimenticios, la manipulación genética y química de los alimentos -que ocasionan aumento de acidez en la sangre-, la contaminación ambiental, la extirpación de los órganos, etc., hasta la proliferación de estados anormales que pueden disminuir drásticamente la energía vital en un solo instante, como los pensamientos distorsionados, que desatan estados de ánimo negativos que pueden ocasionar síntomas físicos como puede ser el aumento de células cancerígenas.

El Sistema Inmune es sensible a esto porque el órgano de las emociones, que es el Timo acusa inmediato recibo de nuestras actitudes...
Es de todos conocido el hecho de que los disgustos son seguidos inmediatamente por enfermedades orgánicas. Una persona puede pasar el invierno sin resfriarse, pero lo echan del trabajo e inmediatamente se resfría o se angina... o contrae cualquier otra infección virósica que anda por ahí...
Un disgusto es un stress que ocasiona la inmediata disminución de la energía que era distribuida por los meridianos energéticos... Cualquier acupunturista les dirá que una disminución energética en los meridianos es causa de enfermedades en la zona de su influencia...

Hasta las posturas corporales que adoptamos repercuten en el Timo... También distingue los alimentos buenos de los que intoxican al cuerpo, ya que finalmente es el sistema inmune el que debe limpiar la sangre de las toxinas que la gente ingiere por gula o ansiedad de sabores fuertes... También el medio físico donde el hombre desarrolla sus actividades ejerce una influencia importante... No es lo mismo estar en el interior de una catedral que en la cárcel... También aunque esto sea así un cambio de actitud puede cambiar de signo la impresión, pues la cárcel puede provocarnos una impresión achicharrante pero si uno se da cuenta de la situación de los seres que están en ella y se conmueve, la emoción se expandirá... A la vez en medio de una Capilla, un hombre puede estar con una actitud tan pagana que su emoción se cerrará... Cada impresión visual, auditiva o de cualquier tipo es ponderada por este Órgano... Así una mirada de envidia, un gesto de desprecio o una palabra obscena serán negativos... como así también las formas o construcciones de proporciones inarmónicas, y así con todo... La sonrisa es positiva, la autocompasión negativa etc...etc... Cada cosa debe pasar el filtro de la ponderación emocional y cada impresión tendrá un precio que el hombre habrá de pagar aún sin darse cuenta...

Esta extrema sensibilidad tras nuestras acciones, vulnerando el poder del Sistema Inmunológico entero, tiene por objetivo el de llamarnos la atención, alarmarnos sobre nosotros mismos en cuanto nos traicionamos...

Estas ALARMAS son los SÍNTOMAS, los cuales pueden manifestarse tanto en el Cuerpo como en la Emoción como en la Mente... Los Pensamientos Distorsionados pueden ser rastreados reconociendo primero el Estado Anímico. Y haciendo esto a tiempo el síntoma físico puede ser evitado...

Por tanto el porqué tenemos emociones es porque...

LAS EMOCIONES SON UN VERDADERO SISTEMA DE ALARMA
QUE FORMA PARTE DEL SISTEMA INMUNE

Y ¿cual será el para qué? ¿De que nos alarmaremos? ¡Claro!

¡LAS EMOCIONES NOS ALARMAN DE HABERNOS ALEJADO DE NUESTROS VALORES!

Ellas nos instan a responsabilizarnos de nuestras acciones... Pues...

No tener Valores es como no tener este piso  el del Fuego, el de la LUZ, y el Sistema Inmune es muy sensible a los nubarrones... Toda inquietud lo inhibe... incluso el tamaño del Timo disminuye en el momento, dejando al organismo entero sin recursos para limpiarlo de los efectos del crecimiento de los agentes patógenos. Como dijimos, el organismo en este cuidado trata de alcanzar y mantener un estado de equilibrio que implica un esfuerzo de pacificación de todas las fuerzas en contacto... Y este esfuerzo involucra principalmente los principios o Valores para alimentarnos...
El alimento puede ser considerado una medicina en el sentido más puro de esta palabra que es ‘una ayuda’ para el buen funcionamiento de nuestra máquina que es nuestro cuerpo...
Nosotros pensamos que los alimentos son solamente los que entran por la boca. Pero también comemos con los ojos, los oídos, la nariz, la piel... Las películas que vemos, la música, los aromas pueden ayudar o intoxicar incluso anular las funciones del cuerpo por la afectación que sufre nuestro Sistema Inmune... FIN


Mi amigo el Rabo de Nube


Vi pasar sobre mi techo un inmenso rabo de nube, era puro, blanco y luminoso, lo miré ensimismada, y sin previa invitación, apreté las cintas de los zapatos, me puse en línea sobre el techo y pegué un gran brinco colgándome del rabo destellante.
Sentí el viento soplar sobre mi cara, viajé a velocidad de aves apresuradas, no quería perderme de nada en ningún momento y abrí bien los ojos apreciando cada detalle.
Vi como el rabo tocaba el suelo de la tierra, atraía consigo plagas y pasto enfermo, limpiaba las aguas del combustible negro, sacudía los árboles despertándoles ramas y flores nuevas, abría zanjas en las montañas y les extirpaba dolores del pecho, vació sobre enormes volcanes refrescantes chorros de agua, y así fue como después pasamos por los Andes y aunque quise quedarme sentada en la Cordillera sólo alcancé a saludar gritando: ¡Tom! ¡Mamita Doris! ¡Atinadores!
Seguimos recorriendo distintos puntos del mundo, de en adelante no pude hablar, tenía los ojos tupidos de lágrimas, las piernas me temblaban y el sudor en las manos me hacían resbalar y escalar de nuevo, me cansé pronto y quise regresar a casa, entonces el rabo bueno me dijo quedo: aguanta, iremos ahora a las ciudades.
Me emocioné, pensé en los grandes edificios que vería, los espejos destellantes, las personas caminando por las calles, quizás hasta vería a mi madre camino a casa y hasta me podría ver mi padre desde la escalera que construye en el patio, ¡sí! vería todo en las ciudades.
Apresuró su vuelo el callado rabo de nube, noté una mancha de aceite en mi zapato que sabía terminaría disolviéndose (en un par de años) y nos dispusimos a viajar a la ciudad.
Vi borroso de en adelante, un trozo de nube me sirvió de cubreboca, escuché miles de motores de autos, las personas no se miraban y despotricaban en cada esquina, los niños decían palabrotas que escuchaban a los mayores y los celulares parecían ser su medio de comunicación con el resto de sus hermanos como si no existieran las miradas, las caricias, los abrazos.
Me puse triste y me dirijí al rabo de nube que estaba muy callado:
-Detente, ya no quiero ver nada.
El rabo limpió de mis ojos las lágrimas y me quitó las manchas de smog de la frente, nos detuvimos un momento y las personas nos miraban asustadas.
Trepé a uno de sus oídos y le dije severa:
- Hey, ¿qué esperamos para bajar allá y limpiar todo eso? Pudiste limpiar oceanos, curaste montañas enfermas, ayudaste a crecer a árboles y limpiaste cientos de caminos, ¿por qué no bajamos ahora y limpiamos todo eso?
Él sólo dijo llorando:
- Es que con el hombre no funciona igual, tus hermanos son diferentes, no son lagos, no son puños de tierra, no son plantas... son humanos y a los humanos no se les limpia con rabos de nube, se les cura desde adentro, se les enseña a perdonar, se les muestra el poder del amor y se espera a que aprendan a amar, son ellos los dueños de sus destinos, son ellos los responsables o los irresponsables, no nosotros los rabos de nube, no nuestra madre tierra, no nuestro padre cielo... el hombre tiene el poder de transformarlo todo sólo que padece de una terrible ceguera espiritual.
- Baja, le repetí insistente, baja y probemos.
- Hasta aquí llegamos los rabos de nube, Jana, el resto es tuyo y de tus hermanos, hacemos para lo que fuimos hechos, el resto es tuyo y de tus hermanos.
Ascendimos de nuevo haciendo del dolor un profundo silencio, varias veces estuve apunto de caerme por el cansancio, y sin más, con el corazón sangrando, susurré a mi amigo esa canción que tanto me llena el alma:
"Si me dijeran pide un deseo, pediría un rabo de nube que se llevara lo feo y que dejara solo el querube..."
En las ciudades las personas caminaban con paraguas y corrían sin saber que no era lluvia... eran lágrimas.

Jana Regalado.

Extraído ‘Mi amigo el Rabo de Nube’ –internet-

1 comentario:

gustavo dijo...

En relacion con la actividad 4 se ve claramente el momento de la humanidad, para esto cito a Gabriel en los Brazos del oso lectura ¿La humanidad evoluciona o involuciona? donde describe dos procesos que se dan al mismo tiempo en el ser que evoluiona, uno es de mayor atencion, capacidad y mayor conciencia y otro es una densificacion de la vibraciones. En un pais se ve por ejemplo un proceso evolutivo como el desarrollo de la economia, educacion, bienestar, etc y por otro lado se ve la densificacion de la sociedad... creo yo con la fractura de la celula basica que es la familia... ambos procesos conviven y muetran la evolucion de un pais y en la humanidad pasa lo mismo? creo que si, parametros como la basura, el consumo lineal,la sociedad consumista, el agotamiento de los recursos naturales, marcan la parte del proceso que se relaciona con la densidad de las vibraciones y la economia por ejemplo con el otro proceso paralelo... la humanidad esta en el ultimo momento de su existencia lamentablemente como dice Gabriel no es este el momento para la evolucion de esta humanidad aunque las condiciones para la evolucion del hombre en forma individual son inmejorables...